No hagas a los demás lo que no quieras que te hagan a ti

Estándar

Bajo esa premisa, me han educado. Mis padres. Y con mucho orgullo, me encantaría que mis hijos, la aprendieran igual que yo la aprendí.

Intento transmitir ese valor a mis hijos, por suerte, aun no siguen la política internacional. Sino, sería complicado hacerles entender que está pasando en Siria.

¿Como podemos transmitir el ojo por ojo  y todos nos quedamos ciegos de Gandhi a nuestros hijos mientras gobiernos “civilizados” no lo aplican? Me pregunto estos dias cada mañana.

No es que sea cristiano ni me guste eso de poner la otra mejilla, pero de ahí a bombardear un país por que unos locos han matado a ciudadanos tuyos, no me parece correcto. A ti te matan civiles, y tu vas a sus paises de origen y matas civiles también. Y así, políticos “profesionales” y diplomaticos “expertos” creen que van a acabar con el problema….

En fin. Supongo que la inteligencia diplomática/politica es como la militar. Un oximorón.

Al igual que grité hace mas de 10 años. NO A LA GUERRA. Ni esta, ni ninguna guerra es justificable y menos como respuesta a una agresión. Si todos hicieramos lo mismo, no quedaria titere con cabeza en este maltrecho mundo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *