Un barrionalista que quiere votar y las 5 patatas calientes del Prucés

Estàndard

Hoy, una amiga, me ha preguntado si había escrito alguna cosa sobre Catalunya actualmente. Es verdad que últimamente en RRSS no paro de escribir del tema, pero hace tiempo que no reflexiono sobre que pienso yo de todo esto mas allá de la espontaneidad de las redes sociales.

Soy catalán, viviendo en Sevilla desde hace 8 años. Nunca me he considerado independentista. De hecho, creo que he ido a una Diada en todos mis años en Barcelona.

Hace poco, descubrí esta presentación del libro de Quique Peinado donde estaban Jordi Évole y David Fernández, y descubrí un nuevo término que creo que me autodefine perfectamente. ( a mi, y a ellos 3) Yo me siento barrionalista. de Sants, de la Macarena que ahora me acoge.

No quiero independencia ninguna de esos barrios (bueno, de Sants un poco si, y librarnos de esa losa hipster en que se está convirtiendo Barcelona 😉 ). Pero si que siento un arraigo, una identidad, con ese barrio, con sus fiestas, su carrera de Carretons ( que no me pierdo ni una)…

Bueno, dicho esto…

¿Que pienso de lo que pasa en Catalunya estos días?

Llevo años viendo el Prucés desde la distancia. Y todo y que la independencia nunca ha sido mi prioridad, si que lo es la soberanía de los pueblos. Entonces, cuando vi que el prucés se dirigía a un referéndum, me alegré. Pensé, buena idea. que toda Catalunya pueda decidir su futuro.

Y no por que quiera una independencia de Catalunya, sino por que creo en la democracia directa, participativa, y pienso, que una decisión de ese calado, debe decidirlo la gente.

Patata 1 ¿Y por que no lo decide toda España?

Y aquí, la primera patata punto caliente del escrito… ¿Y por que no lo decide toda España? Pues muy sencillo, por que tampoco votó España en el Brexit o en el referéndum Griego. ¡Pero es que esto afecta a todos los españoles! Y acaso no nos afectan las elecciones de Alemania? o de Grecia o de Inglaterra? El problema aquí, es que las dos españas de Machado, siguen con una visión diferente de España. Unos ven España como un solo pueblo, y otros, vemos muchos pueblos unidos, una mini UE de la península.

La constitución actual, permite las dos lecturas, y esa ambigüedad que hace 40 años no se resolvió, por que había pistolas sobre la mesa de negociación y había temas que no se podían tocar, nos ha llevado al día de hoy.

Patata 2: Las dos Españas y la derrota de la España de las naciones

Y de allí vamos a otra patata caliente… La visión de Una sola España, grande y libre que hace 30-40 años tenia la derecha franquista y mas rancia, ahora es una visión mayoritaria. Y la España federal de Maragall, ha perdido esa batalla ideológica. La caverna mediática lleva años insultando todo lo que no es ESPAÑOL. y desde los pueblos, donde esa identidad plurinacional es mayoritaria, esa visión de la españa grande, nos repele. Y esa visión, que antes solo era de la derecha española, ahora se ha convertido en un mantra en una mayoría social aplastante en este Estado. En la caverna mediática, la no caverna mediática como ElPais, partidos como el PSOE o la misma IU o Podemos. Por suerte, aun quedan voces dentro de Podemos que defienden esa visión plurinacional, pero no todas.

Y esa batalla ideológica que la izquierda ha perdido, hace que el PSOE haya pasado de defender un referéndum en Catalunya o un Estatut en el pasado a defender lo contrario hoy. A día de hoy es impensable que puedan apoyar lo que apoyaban hace tan solo 5-10 años.

Esa batalla ideológica que en España se ha perdido, ha provocado que en Catalunya, la gente se sienta excluida. Aprovechado bien por un nacionalismo catalán, y un independentismo catalán, que ha ganado otra batalla ideológica. Y aquí viene la tercera patata caliente…

 

Patata 3: El independentismo se transforma en sobiranismo. El derecho a decidir

El Independentismo ha sabido hacer de toda la sociedad catalana ( o de la amplia mayoría en la que me incluyo), la reivindicación del derecho a decidir. El derecho a decidir libremente, que tipo de relación queremos con el resto de pueblos.

No se trata de rechazar al otro, de expulsar al charnego ( discurso ya bastante superado en Catalunya desde hace años), no se trata del España nos roba de los Pujol. Se trata de algo más allá. Se trata de que el independentismo nos ha demostrado que tenemos derecho a decidir, y queremos ejercerlo. Como si quiero decidir vivir en España o anexionarme con Francia o Andorra o Valencia ( si Valencia quiere, claro). No se trata de un rechazo a nadie, yo mismo vivo en Andalucía. No se trata de levantar fronteras. Un estado no son sus fronteras, son unas instituciones, un poder de decisión. Yo no quiero fronteras, pero quiero poder decidir, junto a 2 millones de personas en la calle, la relación entre Catalunya y el resto de Europa. Igual que hizo Inglaterra, Escocia, Quebec u otros múltiples ejemplos.

Patata 4: ¡Es que no es legal!

Otra patata caliente, la cuarta. ¡Es que no es legal! Esta es más fácil de desmontar. Legal o no, no deja de ser legítimo que un pueblo, decida su futuro, y mas cuando tienes detrás a miles, millones de personas reclamando ese derecho. Las leyes están para cambiarse. Y si una ley está mal, hay que cambiarla. O desobedecerla igual que hizo Rosa Parks, (topicazo, lo sé) o igual que se consiguieron derechos básicos en Europa. O acaso la Revolución Francesa fue legal? o fue legal la proclamación de la II República?

Ojalá fuera legal el referéndum, y no se tuviera tenido que desobedecer, ojalá fuera pactado con el Estado. Pero si leemos la 2a patata caliente, se entiende que un gobierno del PP que está muy cómodo con el España grande y libre, no quiera negociar en la vida, ni bajo ningún concepto un referéndum de este tipo. Si, ojala tuviéramos una situación distinta, pero esa batalla se perdió hace años cuando se perdió la batalla ideológica de como es españa. Entonces el referéndum es así, o es un referéndum unicornio pactado con un gobierno super progre y respetuoso con las minorías ( que no es el caso, ni se le espera en los próximos ¿20? años).

Patata 5: Fin regimen78 y desborde ciudadano

Y llegamos al miércoles 20 de setiembre de 2017. Donde Rajoy, criticado por no actuar el 9N por la derecha más rancia del Estado que se está apoderando del discurso nacional. Decide enviar policías para invadir Barcelona. En cruceros italianos, como en otros tiempos, eso si, con un toque muy de Berlanga con Piolines que aparecen y desaparecen del puerto de Barcelona.

 

 

Con Estibadores que se niegan a aceptar esos barcos y se ganan la simpatía de la ciudad. Con gente que se hecha a la calle para parar unas detenciones de altos cargos de la Generalitat. Con gente, harta de ver como se entra en imprentas y medios de comunicación. Con gente que paraliza el registro a la sede de un partido político sin orden policial. Bomberos y campesinos que con tractores dicen que van a defender las urnas.

Barcelona, y Catalunya no vio los tanques bajar por la Diagonal, pero vio llegar policía en cruceros y liarla parda. Con actuaciones que rozan o sobrepasan su propia legalidad.

Catalunya no solo vio que el gobierno de España no les dejaba votar, sino que lo iba a impedir a la fuerza, cueste lo que cueste. Ese miércoles, se dinamitaron los pactos de la Moncloa e igual que Rajoy aplicó de facto “el articulo 155”, Catalunya rompió “de facto” con el régimen del 78.

Mi familia, amigos, amigas, estaban casi todos en las calles. Defendiendo algo tan simple y democrático como es, querer votar. Querer abrir un proceso constituyente. Y es que esto ya no va de independencia si, o independencia no, va de represión, de democracia, de votar, de defender unas urnas. Defender una democracia participativa, directa.

Cuando la ANC y Omnium quisieron desconvocar a la gente de las calles, esta no les hizo caso y es que estamos ante una ola, una marea que ha sobrepasado a partidos,y organizaciones clásicas.

Y si, tengo miedo. Tengo miedo cuando escucho a gente cercana en Sevilla decir barbaridades. Cuando veo a policías ser despedidos de Andalucía como héroes que van a la guerra. Tengo miedo en que sociedad vamos a dejar a nuestros hijos e hijas. Tengo miedo cuando veo a fascistas agrediendo a gente o cuando veo que nazis salen del armario y empiezan a tomar las calles todo el Estado.

Tengo miedo de que puedan meter a la cárcel a familiares, amigas y amigos por manifestarse cuando escucho al Fiscal General diciendo que quiere encolomarles el delito de sedición, que son 15 años de cárcel.

También tengo algo de esperanza, de ver amigos, a vecinas, a conocidos en Sevilla, Madrid, u otros puntos de la península salir a la calle contra los atropellos que se están cometiendo en Catalunya. Esperanza al convocar un debate en Sevilla y encontrarme con una Sevilla respetuosa, tolerante, una Andalucía que no defiende el “España antes roja que rota.”

 

Y ante semejante ladrillaco de más de 8000 caracteres, me despido, sobretodo agradecido a quien se lo haya leído y aportado, siempre bajo el respeto, su visión del tema. Los que me conoces, sabéis que me encanta debatir, aunque a veces, empiece a cansarme de este tema y de dar explicaciones.

Share this...
Tweet about this on TwitterShare on FacebookPin on PinterestShare on RedditEmail this to someoneShare on LinkedIn

La tercera via quizás no está tan muerta

Estàndard

Con todo el meollo político que hay últimamente en Catalunya, parece que se haya simplificado el debate en un solo eje, el nacional.

La política catalana, siempre se ha movido en dos ejes, el nacional y el social. De esta forma, siempre hemos tenido dos derechas ( ciu y ppsoe) y dos izquierdas (iniciativa y ERC).

Pero con el llamado “procés”, el eje nacional, ha mutado a un eje de 3 posiciones.

  • Unionistas-> ni hablar de independencia, españa una grande y libre, defendido por PP y Cs y un poco por PSOE
  • Federalista-> donde se hubicaria Podemos/ICV con ClarQueEsPot y la excindida Unió
  • Independentistas, donde estaria la EsquerroVergencia y Las CUP

El psoe, estaria entre unionistas y federalistas… un dia defienden una cosa, y al siguiente otra… y aunque vayan a salvar los muebles segun las encuestas, ya no cuentan nada en Catalunya.

En las anteriores elecciones, se vió claro que la gente, ante el frente unionista, prefieren a Cs que al ya desgastado PPSOE y en el eje independentista, prefieren la independencia incuestionable de ERC y las cup ante CyU.

Se, que el 28S por la mañana, en los bares, nadie mirará los resultados con este prisma 3 posicional, y que se polarizará a independentista-noindependentista, pero eso no es una lectura justa.

Los dos partidos “federalistas” por llamarlos de alguna manera, pueden ser la clave de la gobernabilidad y son defensores del derecho a decidir. ( a decidir, no, en su mayoría), pero a decidir.

Por su parte, el sector federalista, tiene un grave problema en sus bases. Plantean el derecho a decidir, como un derecho que debe otorgar el gobierno de España. Y esa utopía, está mucho más allá de Ítaca.

Pero estos, se llevarán el voto, de toda esa gente, que no quiere independizarse, pero que no se siente orgullosa de esta España que insulta, agrede y menosprecia, las libertades del pueblo Catalán.

Por eso, creo, que aunque no sea mi via, esta tercera via, aun puede estar muy viva.

 

Foto de http://cor825.wix.com/index#!galeria/c1c1r

 

Share this...
Tweet about this on TwitterShare on FacebookPin on PinterestShare on RedditEmail this to someoneShare on LinkedIn