200 meses burxant

Estándar

Si alguien ha hablado mas de cinco minutos conmigo, conoce la burxa y Sants, mi barrio. Mecda igual estar en Sevilla. Uno lleva el orgullo Santsenc hasta la muerte.

Pero ese orgullo de barrio es debido en parte a mi queridisima burxa. Un proyecto comunicativo de barrio donde conoci, aprendí ñ y crecí junto a gente increíble.

Aprendí el compromiso, el activismo, a maquetar, a escribir, a no deformar logos, a tomar decisiones asamblearias…

Entré con 20 años siendo un adolescente tardío y salí 4 años mas tarde siendo un activista de base.

Cuando me vine a vivir a Sevilla, sentí q me faltaba una parte de mi. La distancia con amigos y familia ya me la imaginaba, pero el mono de burxa no me lo esperaba.

Y así acabe en otro proyecto comunicativo como Diagonal.

Este sábado 20 de febrero, La burxa celebra su mayoria de edad, con sus 200 números. (Bueno, quizás son algunos mas, en mi época nos repetimosmo comimos algún numero… Cosas de los cierres maratonianos …). Total, que después de mucho pensarlo, he decidido escaparme y asistir a la celebración de esta fecha señalada.

Y es que uno, sigue llevando a LaBurxa en el corazón, aunque sigan sin enviármela a Sevilla.

Assemblea oberta de La Burxa

Estándar

Assemblea oberta dissabte 17 de desembre a les 12h a Can Vies.

Us hi esperem!

Veïnes i veïns, necessito un cop de mà. Encara que surti cada mes al carrer, estic bastant fluixa de forces. Potser vosaltres no ho haveu notat, però cada cop hi ha menys persones que fan possible la meva publicació. Moltes vegades m’heu repetit que sóc del barri, doncs necessito que em doneu una empenta.

Podeu col·laborar amb mi de formes molt diverses. Les més evidents són les de redactora, il·lustradora, fotògrafa o maquetadora. Però encara que aquestes feines són les més visibles, no són més importants que les altres. A les nostres assemblees hi falta gent i és el lloc on es prenen les decisions més importants: hi decidim els continguts mensuals i ens repartim la feina. Cada secció té unacoordinadora que s’encarrega de maquetar i assegurar-se que no quedi cap espai buit. Doncs bé: hi ha algunes seccions que s’estan quedant sense coordinadores. També estic molt agraïda a les meveseditores, que cada mes s’asseguren que no surti sense faltes, però elles van molt enfeinades i no els hi aniria malament una mica d’ajuda.

La meva distribució també s’està convertint en un problema i és ben fàcil de fer-la! Només cal que de camí a casa m’aneu deixant en algun dels punts que ja us diran les meves companyes. Si a més d’això aconseguim desencallar les subscripcions estaré més que contenta, ja que moltes persones que estan subscrites i que viuen fora del barri fa temps que no em reben a casa seva.

I si parlem dels calerons… també estic en crisi! No en tinc prou amb els diners de l’Assemblea de Barri, necessito els ingressos de la publicitat i m’estic quedant sense anuncis. El contacte amb els anunciants és senzill i ens aniria molt bé revisar-lo.

Heu entrat a la meva web o consultat el meu perfil a les xarxes socials? Sé que estem a l’època 2.0 però em faig un embolic amb les noves tecnologies, potser em podríeu ajudar a posar-me al dia.

Per tot això us convido el dissabte 17 de desembre a Can Vies a les 12 del matí. Així podrem parlar tranquil·lament de tot plegat. Si no podeu venir aquell dia em podeu escriure a laburxa@gmail.com i segur que ens podem trobar en un altre moment.

Durant aquest 13 anys us he tingut al meu costat i sé que no em fallareu.

Mis inicios Burxaires…

Estándar

Hoy, 11 de setiembre, parece que todo el mundo recuerda lo que hizo hace 10 años.

Yo también lo recuerdo perfectamente. Fue el primer día que me acercaba a maquetar La Burxa, un periódico de comunicación popular del barrio de Sants.

Ese día, me marcó. Aprendí a usar el Quark, pisé el local de Arran (Terra d’Escudella), y allí empezó mi carrera Burxaire.

Un proyecto que siempre llevaré conmigo. Aunque esté en Sevilla, sigo intentando colaborar mandando algún articulo de tanto en tanto, participando en la Cursa de Carretons…

La Burxa es un gran proyecto, y estos 10 años, me ha aportado muchísimo. Junto con la gente que tira para adelante este proyecto he aprendido muchas cosas. He aprendido a respetar posturas que no compartía ni entendía.

Gracias Burxa, gracias Burxaires!

La Bordeta da un paso más en la conquista pacífica de Can Batlló

Estándar

CARLOS MÁRQUEZ DANIEL

Publicado en ElPeriodico el 12/06/2011

Mientras más de 900 alcaldes catalanes tomaban posesión del cargo, cerca de 500 vecinos del pequeño barrio de la Bordeta, en Sants, masticaban una «histórica victoria del pueblo», uno de esos placeres ciudadanos que germinan muy de vez en cuando y que dan al traste con la idea de votar un día y callar cuatro años. Ese medio millar de personas pusieron pie ayer en el recinto fabril de Can Batlló tras 35 años de lucha ininterrumpida. Y lo hicieron por las buenas y no por la vía de la ocupación pacífica, como estaba previsto, después de sellar un pacto con la propiedad gracias al cual han logrado la cesión de una enorme nave en la que instalarán una biblioteca.
Un gigante en forma de puño cerrado abría paso por las calles de Sants. «Es el mejor símbolo posible de la rebeldía», compartía Pitu Alcober, autor de la pieza. Los timbalers del barrio despertaban a los trasnochados y la gente se iba sumando a la procesión. A las 12 en punto, con ansiosa puntualidad, se abría el acceso a la finca por la calle de la Constitució. «Recinto privado», reza, desafiante, un cartel del portón bajo el que iba desfilando la gente. No hubo grandes parlamentos, solo una sensación de alivio compartido que en breve se traducirá en un trabajo colectivo que deberá demostrar que la autogestión vecinal es posible.
Jordi Falcó, miembro de la Plataforma Can Batlló és pel Barri, habló de una «pequeña pero histórica victoria», y recordó que el inconformismo de la gente es lo que hace que las cosas se muevan. Para este inmenso recinto de 14 hectáreas, la política vislumbró hace años un paraíso de equipamientos que siguen en el mundo de las ideas. Ahora será CiU, y el concejal de Urbanismo, Antoni Vives, quienes deberán decidir si las zonas verdes y los pisos protegidos que duermen en un cajón empiezan a desperezarse. Los vecinos, durante estos tres días, hasta el lunes, en los que han organizado todo tipo de actos lúdicos, empezarán a sacar brillo a la nueva biblioteca popular Josep Pons, dedicada a uno de los principales valedores de esta batalla pacífica fallecido el año pasado.
LA CUARTA PARTE DEL BARRIO / No se olvidarán, habida cuenta de que Can Batlló ocupa el 25% de la superficie de la Bordeta, del resto de naves que siguen cerradas a cal y canto, acumulando polvo mientras varias asociaciones culturales se las arreglan en diminutos espacios compartidos repartidos por el distrito. «Esto de hoy se convertirá en leyenda, no solo del barrio, sino de toda Barcelona», decía Jordi Soler, del Centro Social de Sants. El día que consigan abrir el resto de fabricas; el día que se levanten los bloques de protección oficial; el día que la hierba y los columpios compartan espacio con los libros autogestionados, Sants podrá sacar pecho y trascender a la leyenda. Hasta entonces, la jornada de ayer será recordada como el origen de esa quimera, como el primer puñetazo.