Carta abierta a mis vecinas/os que ondean la bandera de España en sus balcones

Estándar

Queridas/os vecinas/os,

Desde hace 10 años, vivo en Sevilla, ciudad a la que aprecio y quiero ( menos en verano cuando amenaza la caló con sus 40°).

Vine hace 10 años desde el barrio de Sants, Barcelona, al que llevo en mi corazón. Soy barrionalista, de Sants, y la Macarena.

Estas últimas semanas, cuando paseo por mi barrio, veo que varias, habéis colgado la bandera de España en vuestros balcones. Lo veo al pasear con mis hijos, en el parque, cuando voy al polvillo a comprar pan… Y me duele cada bandera que veo.

Me duele por qué me recuerda el “a por ellos”. Ese aporellos que se refiere a mi familia, mi tía de 71 años, mis padres ya jubilados, mi hermano, mi cuñada, mis amigas y amigos que dejé en Barcelona.

Me duele, porque detrás de cada bandera veo las hostias que pegó la.policia en nombre de esos colores el pasado 1-O. O los ataques fascistas que se han producido ido en Palma, Valencia o Barcelona las últimas semanas.

Es por eso, que os quiero pedir un favor. Creo que muchas y muchos, no estaréis de acuerdo con la violencia de la que hablo en el párrafo anterior, así que me gustaría que, con todo el respeto del mundo, me contarais los motivos que os han llevado a sacar la bandera.

Entiendo que Catalunya ha puesto en jaque el Estado actual y que sentís amenazado vuestro estado de bienestar. Entiendo que os han dicho, que los catalanes somos el diablo, que os odiamos, pero no es así. Voy a Barcelona cada dos meses y no veo ese rencor cuando voy. No veo ese odio del que habla la televisión o la prensa.

Así que me gustaría poder hablar contigo, vecina/o, que hizaste la bandera, pero que no quieres odiar ni pegar a nadie. Quiero comprender tus motivos, porque estoy seguro que no son los de justificar la represión. Y quiero hablar contigo para comprenderlo, y que cuando pase bajo tu casa, no se me llenen los ojos de lágrimas pensando que me odias por hablar diferente o porque en mi tierra natal han decidido que quieren votar su futuro.

¿Quieres entender que pasa en Catalunya? Un pequeño ejercicio

Estándar

Querido ciudadano del Estado Español que no entiende la postura Catalana ante este conflicto político que tenemos en el Estado,

Vamos a enumerar unas cuantas premisas…

  • Para una mayoria de Catalanes, Catalunya es una nación dentro de un Estado formado por varias nacionalidades, el Estado Español. Si no eres capaz de ver ese matiz, no sigas leyendo. Te vas a enfadar y no vas a poder comprender nada.
  • Vamos a dejar los temas legales y vamos a centrarnos en los temas políticos y éticos.

Con estas premisas, vamos a hacer un ejercicio: ponte que para un Catalán, el Estado Español, es como para ti la UE. Vale?

Ahora imaginate, que España la mayoria de ciudadan@s quiere realizar un referendum para salirse de la UE, así como Gran Bretaña vamos. Y que el Gobierno Español, intenta negociar un referendum “legal” con la UE, pero esta se niega a hacerlo. Entonces, una mayoria parlamentaria que representa al 47% del electorado, decide convocar ese referendum.

Ahora imaginate, que Alemania, Francia mandan un barco  lleno de policias a nuestras playas para impedirlo. No lo consiguen, pero pegan a centenares de personas, agrediendo a abuelas, hombres y mujeres, dejando a mas de mil heridos. Que se interviene medios de comunicacion, se cierran webs, se detiene a 14 altos cargos del gobierno.

Ahora ponte que la UE, niega esas agresiones, y no solo eso, piden a Rajoy que se retracte. Que sino, le quitan la policia, la television publica ( bueno, en el caso de España, quizás con algunos programas de RTVE nos hacen un favor), y nos obligan a celebrar elecciones. Incluso, que te digan que uno de tus partidos, ya no puede participar de las mismas.

 

¿Entiendes ahora el cabreo de muchos?

 

El problema de fondo, es que en el fondo de tu corazón, no acabas de aceptar la premisa 1, y que no eres capaz de reconocer que para ti, España es una nación, cuando para mi, no es mas que un conjunto de naciones. No es un problema de pasta, ni de fronteras. Nadie quiere mas pasta ni mas fronteras… se trata de un problema de sobirania, de poder decidir. Y si no me dejas hacerlo, no quiero estar en tu Unión de Naciones Ibericas.

Si me dejaras tener mi sobirania y poder decidir, quizás, muchas, nos querriamos quedar.

 

36 horas de infarto defendiendo un Referendum

Estándar

Faltan 15 minutos para que cierren los colegios en Catalunya. Estoy en el aeropuerto de Barcelona, agotado, sin neuronas en su sitio, después de haber dormido 3 horas en las últimas 36 horas.

El miércoles, después de hablar con mi familia, decidí venir desde Sevilla a Sants este finde. No tenía derecho a voto, pero sabía que desde Sevilla, mi nivel de estrés iba a ser brutal.

Ahora, esperando al avión para volver al sur, me saltan las lágrimas. Las.emociones vividas ayer y hoy ha sido indescriptible.

Vine con una crispación desde Sevilla que me hacía sentirme incómodo, pero llegué a Sants, y bajé directo la “fiesta del otoño” que organizaban en Barrufet, mi antiguo cole. Allí, vi algo que no se como describir. Vi el desborde, vi las familias ocupar, las electoras como tomaban su colegio electoral con una normalidad aplastante. Vi a un pueblo, desobedecer, junto, sonriente, esperanzado. Luego recorrimos varios coles. Ambientes parecidos. Coles ocupados alrededor de toda Catalunya.

A las 22.30 me iba a acostar. A las 5 había que estar en los centros de votación para que la policía no los precintara. Si éramos.muchas, la.pplicia no cargaría. O eso creíamos. Pero al acostarme, vi el mensaje de los estibadores, y me tembló el puerto. Los piolines se estaban desplegando. Me cambié de cuarto a uno que diera a la calle con la ventana abierta por si venían al cole más cercano, y con alarma puerta me dormí.

1.30 me despierto angustiado, el móvil saca humo. El grupo de Telegram del Barrio había sido borrado y no sabía porqué, tenía llamadas perdidas de unos.amigos, muchos mensajes… Me calcé corriendo, y a la calle.

Me fuí a ver unos amigos. Todo parecía tranquilo, alguna situación surrealista con linternas, helicópteros y routers a oscuras. Ya de allí, me fuí a descansar un rato a casa mis padres, eran casi las 5h y tocaba irse para otro centro de votación. Había decidido ir al que le tocaba votar a mis padres.

Por la carretera a esa hora se ve gente, bastante. Al principio dudo… Será gente volviendo de fiesta? Luego veo a dos abuelas, gente con esterillas y sacos… No, cada uno está de camino a su cole electoral.

Llego a las Cotxeres y lo primero que veo es una mujer.mayor que llega con una silla y comida dando los buenos días. Se sienta en primera fila con unas amigas con sillas tb. Caras de sueño, mucho sueño, pero todo muy tranquilo.

Todo el mundo está intrigado. Y como llegarán las urnas? Y las papeletas? Nos echará la policia? En menos de 10 minutos hay ya más de un centenar de personas. Gente de todas las edades, y gente muy diferente una de otra.

Cómo todo está tan tranquilo, llamo a mi hermano y con unos amigos hacemos ruta por el barrio. En todos los colegios hay un centenar o más de personas concentrada en la puerta.

Llueve. Vamos bajo los balcones, refugiándonos. Una abuela nos saluda mientras va para su colegio. Paramos a desayunar. Un croisant y un café. Son las 6.20. si no podemos desayunar, no es mi revolución.

Volvemos al cole donde vota mi familia. Está a reventar de gente. De repente llegan los mossos. La gente sale toda a la puerta. Se hace el silencio. Puede haber 500 personas. Silencio absoluto cuando de repente vuela un cuervo y cacarea o como se llame. La gente rompe a carcajadas. Entre la gente se reparten galletas, chocolate, café. Caras conocidas. Son mis antiguos vecinos.

De repente alguien dice de ir para alante, hacia dónde están los mossos. Uno grita :vamos a sacar una foto! Me giro hacia el lado contrario, no se porqué, cuando veo a 4 personas llegar corriendo con dos bolsas de basura por el lado opuesto dónde están los mossos. Entrants dentro. Son las urnas, papeletas, sobres… Flipo con la logística. Por redes llegan noticias parecidas de todos los coles. Algo tan complejo como era el reparto de urnas de repente se ve simple. 10.000 piolines buscando urnas, y al final, entran todas en los colegios en medio del mayor despliegue policial jamás visto en Barcelona.

La gente aplaude. Es increíble la sensación. Todo el mundo sonríe. Ya son casi las 9 cuando empiezan a llegarnos vídeos de cargas policiales salvajes. Nos llegan fotos de gente mayor sangrando. De guardia civiles, policía Nacional dando palizas, porrazos indiscriminadamente. Tengo miedo.

Censo universal y digital. Salta la noticia, pero la web falla. En media hora es bloqueada por la guardia civil. Pero en un grupo de WhatsApp de alnosnde la facultad de informática se.empieza a hablar del tema. Rula la IP del servidor. Somos varios prestando ayuda en varios coles. Orgullo de informáticos apoyando en esta situación. El colegio abre. La gente rompe en aplausos.

Me voy de ruta de nuevo. La gente está orgullosa, yo lo estoy. Un poco enfadado con el informático que ha montado todo eso, pero orgulloso de este pueblo. Pero a la vez todo el mundo pendiente de las cargas. En Sants, no vienen, pero se nota tensión.

Llueve. Mucho. Hay muchos rumores. Mi madre escribe que parece que la policía va para su colegio. Se refugian dentro,se sientan en el suelo. Yo y mi hermano corremos, desde distintas partes del barrio. Al final todo queda en un susto, pero que susto.

Segundo café para refugiarnos de la lluvia. Pendiente de colegas en todas partes de Barcelona, de L’Hospitalet…

Ya no puedo más, y decidimos.volver.mi cuñada y yo para casa mis padres. Es casi la hora de comer. Mi madre y mi tía ya han votado y están en casa. Tele.puesta y flipando con las imágenes. Lágrimas en los ojos viendo la brutalidad policial. Me recuerda esa Génova antiglobalización.

Comemos. En casa han votado todos menos mi cuñada que aún no ha podido. Vamos a descansar un momento cuando vemos que no hay cola en el centro de enfrente. Bajamos a acompañar a votar a mi cuñada, la gente está sentada en la puerta del cole, resistiendo. Acaban de pasar 8 furgos de la nacional. Alertas en varios colegios. Adrenalina a tope. Hacemos ruta. La peña está enfrente los coles. Está petao. Mis padres avisan, nacional ha vuelto a mi calle. Vuelvo casi corriendo, no hay mucha fuerza ya.

De repente, me veo en la.puerta de.mi antigua escuela, con un compañero de clase. En un rato somos 7 exalumnos entre la multitud. Tiene un toque romántico. Defendemos nuestro cole, nuestra escuela, la que nos vió crecer.

Pasamos la tarde allí, sentados en el suelo. La gente defiende su referéndum, sus urnas. El pueblo se ha hecho suyo este proceso. Gente dormida en la calle, en la puerta de su cole. Agotada como yo. Es un día largo, y aún no son ni las 17h.

Todo y la brutalidad policial, cuando la.gente ha visto los nacionales por el barrio, la gente ha salido a la calle de nuevo. Mi cuñada ya ha votado. Todas las que conozco lo han hecho. En Viladecans, L’Hospitalet… Escucho a un cani en la puerta del colegio: “yo no pensaba ir a votar, o como mucho votar si, pero me robaron hoy, me han hinchado los cojones y he votado Si”

Empiezan a llegar convocatorias de solidaridad de otros lados de España. Comparto como un loco en Sevilla también!

La policía parece no venir. Y se acercan las 19h. La hora en que me toca irme. Me despido, ceno algo rápido y me voy con mi padre en el coche.

Allí empiezan a llegarme imágenes de amigos desde Sevilla. Una foto de el mayor de los niños con un cartel. Me emociono, se me saltan las lágrimas mientras el coche de mi padre abandona Sants.

Ahora , sentado esperando que llegue mi avión en medio del aeropuerto, pienso, no se lo que es una revolución, pero se tiene que parecer a esto. Nos han pegado, nos han humillado, pero la gente ha levantado las manos y hemos seguido, unidas. Cuidandonos.

Mañana toca volver al trabajo, a la rutina, yo vuelvo a ella, pero Catalunya dudo que pueda volver a esa rutina.

Las emociones de todo el día me invaden. me saltan las lágrimas en medio del aeropuerto.

Me parece escuchar que el tonto que está al mando de este estado dice que no ha habido Referendum, que la.gente le felicita por ello. Está claro. Vivimos en países diferentes. Aunque él, aún no lo sepa.

Un barrionalista que quiere votar y las 5 patatas calientes del Prucés

Estándar

Hoy, una amiga, me ha preguntado si había escrito alguna cosa sobre Catalunya actualmente. Es verdad que últimamente en RRSS no paro de escribir del tema, pero hace tiempo que no reflexiono sobre que pienso yo de todo esto mas allá de la espontaneidad de las redes sociales.

Soy catalán, viviendo en Sevilla desde hace 8 años. Nunca me he considerado independentista. De hecho, creo que he ido a una Diada en todos mis años en Barcelona.

Hace poco, descubrí esta presentación del libro de Quique Peinado donde estaban Jordi Évole y David Fernández, y descubrí un nuevo término que creo que me autodefine perfectamente. ( a mi, y a ellos 3) Yo me siento barrionalista. de Sants, de la Macarena que ahora me acoge.

No quiero independencia ninguna de esos barrios (bueno, de Sants un poco si, y librarnos de esa losa hipster en que se está convirtiendo Barcelona 😉 ). Pero si que siento un arraigo, una identidad, con ese barrio, con sus fiestas, su carrera de Carretons ( que no me pierdo ni una)…

Bueno, dicho esto…

¿Que pienso de lo que pasa en Catalunya estos días?

Llevo años viendo el Prucés desde la distancia. Y todo y que la independencia nunca ha sido mi prioridad, si que lo es la soberanía de los pueblos. Entonces, cuando vi que el prucés se dirigía a un referéndum, me alegré. Pensé, buena idea. que toda Catalunya pueda decidir su futuro.

Y no por que quiera una independencia de Catalunya, sino por que creo en la democracia directa, participativa, y pienso, que una decisión de ese calado, debe decidirlo la gente.

Patata 1 ¿Y por que no lo decide toda España?

Y aquí, la primera patata punto caliente del escrito… ¿Y por que no lo decide toda España? Pues muy sencillo, por que tampoco votó España en el Brexit o en el referéndum Griego. ¡Pero es que esto afecta a todos los españoles! Y acaso no nos afectan las elecciones de Alemania? o de Grecia o de Inglaterra? El problema aquí, es que las dos españas de Machado, siguen con una visión diferente de España. Unos ven España como un solo pueblo, y otros, vemos muchos pueblos unidos, una mini UE de la península.

La constitución actual, permite las dos lecturas, y esa ambigüedad que hace 40 años no se resolvió, por que había pistolas sobre la mesa de negociación y había temas que no se podían tocar, nos ha llevado al día de hoy.

Patata 2: Las dos Españas y la derrota de la España de las naciones

Y de allí vamos a otra patata caliente… La visión de Una sola España, grande y libre que hace 30-40 años tenia la derecha franquista y mas rancia, ahora es una visión mayoritaria. Y la España federal de Maragall, ha perdido esa batalla ideológica. La caverna mediática lleva años insultando todo lo que no es ESPAÑOL. y desde los pueblos, donde esa identidad plurinacional es mayoritaria, esa visión de la españa grande, nos repele. Y esa visión, que antes solo era de la derecha española, ahora se ha convertido en un mantra en una mayoría social aplastante en este Estado. En la caverna mediática, la no caverna mediática como ElPais, partidos como el PSOE o la misma IU o Podemos. Por suerte, aun quedan voces dentro de Podemos que defienden esa visión plurinacional, pero no todas.

Y esa batalla ideológica que la izquierda ha perdido, hace que el PSOE haya pasado de defender un referéndum en Catalunya o un Estatut en el pasado a defender lo contrario hoy. A día de hoy es impensable que puedan apoyar lo que apoyaban hace tan solo 5-10 años.

Esa batalla ideológica que en España se ha perdido, ha provocado que en Catalunya, la gente se sienta excluida. Aprovechado bien por un nacionalismo catalán, y un independentismo catalán, que ha ganado otra batalla ideológica. Y aquí viene la tercera patata caliente…

 

Patata 3: El independentismo se transforma en sobiranismo. El derecho a decidir

El Independentismo ha sabido hacer de toda la sociedad catalana ( o de la amplia mayoría en la que me incluyo), la reivindicación del derecho a decidir. El derecho a decidir libremente, que tipo de relación queremos con el resto de pueblos.

No se trata de rechazar al otro, de expulsar al charnego ( discurso ya bastante superado en Catalunya desde hace años), no se trata del España nos roba de los Pujol. Se trata de algo más allá. Se trata de que el independentismo nos ha demostrado que tenemos derecho a decidir, y queremos ejercerlo. Como si quiero decidir vivir en España o anexionarme con Francia o Andorra o Valencia ( si Valencia quiere, claro). No se trata de un rechazo a nadie, yo mismo vivo en Andalucía. No se trata de levantar fronteras. Un estado no son sus fronteras, son unas instituciones, un poder de decisión. Yo no quiero fronteras, pero quiero poder decidir, junto a 2 millones de personas en la calle, la relación entre Catalunya y el resto de Europa. Igual que hizo Inglaterra, Escocia, Quebec u otros múltiples ejemplos.

Patata 4: ¡Es que no es legal!

Otra patata caliente, la cuarta. ¡Es que no es legal! Esta es más fácil de desmontar. Legal o no, no deja de ser legítimo que un pueblo, decida su futuro, y mas cuando tienes detrás a miles, millones de personas reclamando ese derecho. Las leyes están para cambiarse. Y si una ley está mal, hay que cambiarla. O desobedecerla igual que hizo Rosa Parks, (topicazo, lo sé) o igual que se consiguieron derechos básicos en Europa. O acaso la Revolución Francesa fue legal? o fue legal la proclamación de la II República?

Ojalá fuera legal el referéndum, y no se tuviera tenido que desobedecer, ojalá fuera pactado con el Estado. Pero si leemos la 2a patata caliente, se entiende que un gobierno del PP que está muy cómodo con el España grande y libre, no quiera negociar en la vida, ni bajo ningún concepto un referéndum de este tipo. Si, ojala tuviéramos una situación distinta, pero esa batalla se perdió hace años cuando se perdió la batalla ideológica de como es españa. Entonces el referéndum es así, o es un referéndum unicornio pactado con un gobierno super progre y respetuoso con las minorías ( que no es el caso, ni se le espera en los próximos ¿20? años).

Patata 5: Fin regimen78 y desborde ciudadano

Y llegamos al miércoles 20 de setiembre de 2017. Donde Rajoy, criticado por no actuar el 9N por la derecha más rancia del Estado que se está apoderando del discurso nacional. Decide enviar policías para invadir Barcelona. En cruceros italianos, como en otros tiempos, eso si, con un toque muy de Berlanga con Piolines que aparecen y desaparecen del puerto de Barcelona.

 

 

Con Estibadores que se niegan a aceptar esos barcos y se ganan la simpatía de la ciudad. Con gente que se hecha a la calle para parar unas detenciones de altos cargos de la Generalitat. Con gente, harta de ver como se entra en imprentas y medios de comunicación. Con gente que paraliza el registro a la sede de un partido político sin orden policial. Bomberos y campesinos que con tractores dicen que van a defender las urnas.

Barcelona, y Catalunya no vio los tanques bajar por la Diagonal, pero vio llegar policía en cruceros y liarla parda. Con actuaciones que rozan o sobrepasan su propia legalidad.

Catalunya no solo vio que el gobierno de España no les dejaba votar, sino que lo iba a impedir a la fuerza, cueste lo que cueste. Ese miércoles, se dinamitaron los pactos de la Moncloa e igual que Rajoy aplicó de facto “el articulo 155”, Catalunya rompió “de facto” con el régimen del 78.

Mi familia, amigos, amigas, estaban casi todos en las calles. Defendiendo algo tan simple y democrático como es, querer votar. Querer abrir un proceso constituyente. Y es que esto ya no va de independencia si, o independencia no, va de represión, de democracia, de votar, de defender unas urnas. Defender una democracia participativa, directa.

Cuando la ANC y Omnium quisieron desconvocar a la gente de las calles, esta no les hizo caso y es que estamos ante una ola, una marea que ha sobrepasado a partidos,y organizaciones clásicas.

Y si, tengo miedo. Tengo miedo cuando escucho a gente cercana en Sevilla decir barbaridades. Cuando veo a policías ser despedidos de Andalucía como héroes que van a la guerra. Tengo miedo en que sociedad vamos a dejar a nuestros hijos e hijas. Tengo miedo cuando veo a fascistas agrediendo a gente o cuando veo que nazis salen del armario y empiezan a tomar las calles todo el Estado.

Tengo miedo de que puedan meter a la cárcel a familiares, amigas y amigos por manifestarse cuando escucho al Fiscal General diciendo que quiere encolomarles el delito de sedición, que son 15 años de cárcel.

También tengo algo de esperanza, de ver amigos, a vecinas, a conocidos en Sevilla, Madrid, u otros puntos de la península salir a la calle contra los atropellos que se están cometiendo en Catalunya. Esperanza al convocar un debate en Sevilla y encontrarme con una Sevilla respetuosa, tolerante, una Andalucía que no defiende el “España antes roja que rota.”

 

Y ante semejante ladrillaco de más de 8000 caracteres, me despido, sobretodo agradecido a quien se lo haya leído y aportado, siempre bajo el respeto, su visión del tema. Los que me conoces, sabéis que me encanta debatir, aunque a veces, empiece a cansarme de este tema y de dar explicaciones.

No puedo escolarizar a mi hijo en su lengua paterna

Estándar

Crecí en el seno de una familia bilingüe de madre castellano parlante y padre catalanoparlante. Crecí entre L’Hospitalet y Barcelona, entre Santa Eulalia y Sants donde el bilinguismo, era algo natural. Algo que de pequeños, no nos planteabamos que hubiera gente que no hablara las dos lenguas.

De familia “charnega” como algunos de otra generación nos llamaban, crecimos, nos educamos y aprendimos las dos lenguas.

Con 18 años, entré en la universidad, con un nivel parejo en las dos lenguas de mi familia. No digo un buen nivel, ya que lo mio, siempre han sido otro tipo de lenguajes, los matemáticos o los de programación. Pero vamos, salí con un nivel suficientemente bueno para aprobar la selectividad y poder escoger la carrera que quise.

Ahora, con 36 años a mis espaldas, me encuentro con un dilema. Tengo 2 hijos, uno de ellos lleva 2 años en la escuela publica, el otro entra en setiembre, pero todo y no haber ido a vivir al extranjero, y que las dos lenguas siguen en la misma situación “legal” de oficialidad, no hay escuelas donde mis hijos puedan aprender su lengua paterna.

Algunos se rasgan las vestiduras defendiendo una u otra lengua, pero yo, no solo no tengo la posibilidadad de escoger la lengua en la que quiero educar a mis hijos, sino que como segunda y tercera lengua en la escuela tienen el Inglés y Francés.

En su dia. busqué alguna escuela donde pudieran aprender mi lengua, aunque fuera como lengua extranjera, pero en mi ciudad, eso no existe. Tampoco encuentro academias, ni escuelas de idiomas donde mis hijos, puedan aprender mi lengua.

Hace un año, fuí a la biblioteca municipal y pregunté si tenian cuentos en mi lengua ya que ví una sección de “otras lenguas”. La bibliotecaria, con vergüenza me dijo que no. Que otras lenguas son lenguas extranjeras, no lenguas oficiales en nuestro pais o estado, llamarlo como querais.

Viajando, he visto que mi gobierno, monta embajadas para promover solo una de las lenguas oficiales. Monta escuelas, institutos, para que los hijos de los “expatriados” puedan educarse en la lengua de sus padres, pero aunque vivimos en un estado con varias lenguas, solo se promueve una. Y esa, no es la mía.

He aprendido que en la escuela publica, puedes encontrar escuelas bilingues alemanas, inglesas, pero no hay ninguna escuela publica donde aprender mi lengua.

Vale que vivo en una ciudad que no es bilingue, pero viendo la defensa que hacen uno de la libertad de los padres y la igualdad de los ciudadanos, no entiendo porqué un padre catalan, no puede enseñar a su hijo, en Sevilla, una de las lenguas oficiales del Estado Español

Y es que en Sevilla, no se puede estudiar catalán.

 

¿Por qué ir a la huelga el 9M?

Estándar

El 9 de marzo, se ha convocado una huelga de la comunidad educativa en defensa de la educación pública en Andalucía.

¿y para que una huelga si nuestra presidenta dice que no hay recortes ni mareas en Andalucía?

Pues muy simple, porque miente.

Llevo 2 años como padre en un cole público. En el AMPA, en el consejo Escolar, y lo que veo no me gusta.

  • 1 profe menos cada año en el colegio de mi hijo desde hace 5 años.
  • Bajas que no se sustituyen o que tardan una barbaridad en traer a la sustituta.
  • Niños y niñas de infantil repartidos por clases por qué no hay maestras suficientes con ratios de más de 30 peques por clase.
  • Instalaciones que no se mantienen.
  • Coles que se vienen abajo literalmente con el de Torreblanca.
  • Institutos partidos en dos como el IES las Encinas.
  • Peleas para que te hagan caso cuando pides algo de sombra en el patio o un comedor.
  • Coles con falta de conserges.
  • Coles donde el presupuesto no solo ha sido recortado, sino que es mantenido por las familias hasta el nivel de llevar eo papel higiénico.
  • 5000 maestras menos. Y eso se nota y lo notan nuestros peques.
  • Tensiones, estreses y conflictos en los centros que se solucionarian con el personal y maestros necesarios.
  • Niños con atenciones especiales sin maestras para atenderles.
  • Maestros que hacen más horas lectivas para no dejar clases tiradas. 
  • Maestras que se dejan la piel y los nervios, para enseñar, educar y cuidar de nuestros hijos.
  • Coles donde el AMPA tiene que pagar ventanas cuando se rompen por qué el ayto tarda 1 mes en repararlas en inviernos.

No estáis solas. Todas a una. Una marea que invadirá las calles y vaciará las aulas el próximo 9 de marzo.

No hay parada de churros en Urgell esquina Borrell

Estándar

El otro , canturreando en la oficina, de repente me veo cantando la canción popular de “Hi ha una parada de xurros al carrer Urgell cantonada Borrell”

Total, que de repente me remomoro a mi infancia cuando me encantaba la canción y me acordé del dia, que en el coche con mis padres, ibamos por el Eixample y jugabamos a decir el nombre de las calles que ibamos cruzando. Cuando de repente, me doy cuenta. ¡Urgell y Borrell son paralelas!

Mi indignación con la canción perdura a dia de hoy. Total, al dia siguiente, en RNE en las noticias escucho no se que de una canción en francés. Y digo… esta canción me suena de algo y no se de que…

 

 

Efectivamente. Es la misma canción, la musica original que dió lugar a la tradicional catalana parada falsa de churros.  “Tous les garçons et les filles” de F. Handy es el título que he descubierto gracias a este super cancionero de la AEC (Acció Escolta Catalana) https://robaisabo.files.wordpress.com/2011/06/canc3a7oner-aec.pdf